8 Remedios naturales para la ansiedad y la depresión 2018

La ansiedad y la depresión se pueden tratar con la meditación.
La ansiedad y la depresión se pueden tratar con la meditación.

En el tratamiento de la ansiedad y la depresión, en determinados casos y en función del estado del paciente, es posible tratarlos mediante remedios naturales, que pueden ser útiles para aliviar los síntomas de las manifestaciones más agudas o para disminuirlas con el tiempo.

Los remedios naturales que debe tomar pueden variar de una persona a otra, incluso si ya está tomando medicamentos. Por lo tanto, es aconsejable consultar a un médico experto en remedios naturales o a un herbolario online. A continuación encontrará los 8 remedios naturales más recomendados para aliviar la ansiedad y el pánico.

Remedios naturales para la ansiedad y la depresión

1. Pasionaria, Pasiflora

La pasiflora se utiliza en la medicina herbolaria para preparar remedios naturales para el tratamiento de la ansiedad y el insomnio. De la planta se utilizan partes aéreas, como hojas y flores. Los remedios naturales de la pasiflora actúan rápidamente con un efecto relajante y sedante sobre el sistema nervioso central. El té de hierbas de pasiflora se prepara en forma de infusión utilizando dos cucharaditas de pasiflora seca y se pueden tomar dos tazas al día.

2. Remedio de rescate, Rescue Remedy

Rescue Remedy es probablemente el más conocido de los remedios ideados por el Dr. Bach. Se compone de la sinergia de cinco Flores de Bach (Clematis, Impatiens, Rock Rose, Cherry Plum y Star of Betlehem). Se recomienda como remedio de emergencia en caso de ansiedad o ataques de pánico. Su ingesta puede ser en dosis pequeñas para controlar el estrés, o en dosis mayores para calmar los ataques de pánico agudos.

En el herbolario Online Món Natura, puede comprar Rescue Remedy al mejor precio del mercado.

3. Respiración

La respiración yóguica permite relajar la mente y el cuerpo, normalizar la respiración y eliminar las emociones negativas, especialmente en caso de estrés, ansiedad o pánico. Actúa en el área del abdomen, pecho y clavículas, donde las tensiones del día pueden acumularse. Se puede practicar sentado o acostado boca arriba y consiste en respirar profundamente enfocándose primero en el área del abdomen, luego en el área del tórax y luego en el área de las clavículas.  Se recomienda hacer al menos 5 respiraciones profundas en cada área para lograr una relajación efectiva.

4. Aromaterapia, aceites esenciales

Una aromaterapia y aceites esenciales pueden ayudar a aliviar la ansiedad y la depresión. A un aceite vegetal de base, como el aceite de almendras, se le pueden añadir unas gotas de aceites esenciales con efecto relajante y calmante, como el geranio, la lavanda y el sándalo, que se utilizarán para realizar masajes en la zona de los hombros y el cuello, para aliviar las tensiones.

5. Tilo y manzanilla

La tila y la manzanilla, así como la pasiflora, son dos plantas medicinales con un efecto especialmente calmante, cuyos extractos secos se pueden utilizar para la preparación de infusiones a tomar antes de acostarse, para que la ansiedad y las preocupaciones no perturben el sueño. Para cada taza se puede usar una cucharadita de manzanilla y una cucharadita de tilo seco.

6. Valeriana

La valeriana (Valeriana officinalis) se puede recomendar en casos de ansiedad leve o insomnio. En las herboristerías suele estar disponible en forma de extracto seco para la preparación de infusiones, extractos líquidos o cápsulas. Su consumo es incompatible con el alcohol y las drogas como los antihistamínicos y los antidepresivos. Es aconsejable consultar a un herbolario online para saber exactamente la forma de ingesta de valeriana que mejor se adapte a su salud.

7. Fuente de alimentación, cafés

Hay algunos alimentos que podrían empeorar un estado de ansiedad y agitación ya presente, como el alcohol, el café y todas las bebidas cafeinadas en general. Deben ser reemplazados por agua simple, tés de hierbas o jugos de frutas naturales. Una deficiencia de vitaminas B, vitamina E, calcio y magnesio también podría contribuir a empeorar la ansiedad y, por lo tanto, sería adecuado controlar la ingesta a través de su dieta.

8. Pensamiento positivo

Usted puede entrenar su mente para prevenir la ansiedad y la depresión acerca de una nueva situación o un evento particularmente temido a través del pensamiento positivo. Es necesario crear frases cortas y positivas que puedan ser repetidas varias veces mentalmente para que podamos enfrentarnos a una determinada situación partiendo de un espíritu de optimismo.

Le recomendamos leer los libros de la escritora Louise L. Hay, El Poder está dentro de ti y Usted puede sanar su vida, donde explica muchos ejemplos para mejorar la autoestima y relajarse.

También le recomendamos asistir a algún curso o seminario donde pueda aprender a cambiar la percepción de la vida hacia una forma de pensamiento más positiva y que nos aleje del sufrimiento. Le recomendamos que asista a un grupo de estudio de Un Curso de Milagros, cambiará su vida desde el primer día hacia mejor.

Hay un lugar en ti en el que nada es imposible. Hay un lugar en ti donde mora la fortaleza de Dios. UCDM.

Fuente: http://www.herbolarioonline.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *